Ocúpate de que otros te recuerden: Hazte inolvidable

ocupate-en-que-otros-te-recuerden-hazte-inolvidable

Los tiempos de la comunicación Marca-Cliente quedaron definitivamente sepultados. La comunicación es multidireccional; buscadores y redes sociales potencian esa comunicación, también toda esa gente que te conoce directa o indirectamente; esto no pasa exclusivamente con empresas, productos o servicios, también con personas que pueden y deben estar en internet aunque no procuren la fama: paréntesis ¿Quién dijo que el Personal Branding va solo para famosos y celebridades?

Hoy, además de lo que decimos o mostramos en nuestras distintas presencias digitales, estamos expuestos a lo que otros digan o muestren de nosotros. Las referencias y recomendaciones están a la orden del día, sean espontáneas o parte de un sistema bien estructurado de recomendaciones.

Hoy somos lo que Google muestra de nosotros, y también lo que otras personas dicen que somos, en un boca a boca que es online u offline. No hay peor escenario que aquel donde solo los demás hablan de ti, porque has decidido no estar.

La verdad es que cuando estás ausente, no controlas nada de lo que dicen los demás sobre lo que haces y eres, lo cual no tiene que ser malo siempre ¡No seas mal pensado!

 

Cuando un contacto pasivo te confirma que eres inolvidable

Para ilustrar lo que digo, siempre utilizo este ejemplo…

En el 2005 me dedicaba a las Relaciones Públicas, algo muy distinto a lo que hago hoy -aunque está relacionado con la Comunicación y el mundo empresarial-, desde aquel entonces no he vuelto a ver muchísimas personas con las cuáles trabajé; entre ellos, Karin y Lergis, los tres laborábamos en la misma empresa: ella en Administración, él en Tecnología y yo en la Gerencia Asuntos Públicos.

10 años después -con meses de diferencia- me consigo a ambos. A Karin saliendo de un súpermercado un domingo por la tarde; hablamos máximo dos minutos: “Gabriel me encanta lo que estás haciendo; estoy emprendiendo y quiero que me ayudes; luego te escribo por Facebook y conversamos”; la verdad, ese encuentro posterior no se dio, pensándolo bien no hice nada porque se diera; sin embargo, esa experiencia me mostró la influencia que tiene una comunicación activa en esos contactos que creemos “desconectados”, esos contactos pasivos.

 

¿Qué es un “contacto pasivo”?

Cuando digo contactos pasivo, me refiero a todas aquellas personas que te siguen en redes sociales, con las que de alguna forma te has relacionado en algún momento, pero no estás en comunicación constante, quizá la agregaste a tus amigos (la seguiste) y listo.

Lergis, también era uno de esos contactos pasivos; meses después al encuentro con Karin me sorprende una llamada de él.

– Patrizzi ¿Cómo estás? Soy Lergis ¿Me recuerdas? – Escuché al contestar mi móvil.

– Claro vale, Estoy bien ¿Tú? ¿Cómo vas? Tanto tiempo ¡Qué agradable sorpresa!- respondí.

– Bien ¿Cuándo podemos hablar? Tengo varios proyectos que te quiero compartir y creo que me puedes echar una mano – siguió Lergis… y la llamada.

La conversa telefónica continúo varios minutos; dos semanas después estábamos trabajando.

 

¿Vale la pena que te recuerden?

Ahora te pregunto ¿Si yo en mis redes sociales (ambos eran amigos de Facebook) no compartiera eso a lo que me dedico hubiesen surgido estas oportunidades? Oportunidades que -por demás- ni había imaginado ¡y menos! planificado.

Capaz ambos me recordarían con cariño, como yo a ellos, seguro me recordaban como “el encargado de los eventos y las notas de prensa de la empresa”, y podría ser que me recomendaran ¿Pero esa recomendación hubiese estado acorde a mi “yo actual”?

Nada que ver ¿Cierto? Te das cuenta que no necesariamente “controlar” lo que se dice de ti es contrarrestar opiniones negativas.

Puede ser que hablen muy bien de ti, que te recomienden en Linkedin, le comenten sobre ti a alguien que está buscando un perfil como el que tenías cuando estaban contacto permanente; pero ¡peor aún! puede pasar que ni te recomienden ni te recuerden, porque no te has ocupado de que eso pase. Tú eres el único responsable: nadie más.

Seguro te gustará leer: “¿Por qué las redes de contactos son fundamentales al emprender?”

Entonces, sí, por supuesto que vale la pena que te recuerden, es imperativo ocuparte de tu posicionamiento en redes sociales y en internet. También tener en cuenta que los demás aportan a ese posicionamiento, personas con las que no necesariamente te relacionas solo de manera digital.

Hoy es imperativo ocuparte de tu posicionamiento en redes sociales y en internet Click To Tweet

 

¿Las redes sociales garantizan un buen posicionamiento en internet?

Al referirme al posicionamiento digital diferencié redes sociales e internet, porque a veces se piensa que “hacer la tarea en redes sociales”: publicar con cierta frecuencia contenidos propios que generen valor (enseñen, informen, solucionen, entretengan) a los demás -a esas personas/empresas con las que quieres conectar- garantiza que cuando busquen información tuya en Google aparecerá eso que publicas.

Gestionar tus #RedesSociales ayuda a tu posicionamiento SEO, pero no garantiza que sea óptimo. Click To Tweet

BrandYourSelf sugiere que tengamos al menos 10 presencias digitales activas en la web para poder lograr un buen posicionamiento personal, entre estos medios se incluyen un blog, una web o ambos, dependiendo del caso.

Estar en redes sociales, pero también tener una presencia profesional en internet depende de ti, y para que ésta vaya en concordancia a lo que haces, te interesa y dedicas parte de tus días, tienes que trabajar en la determinación y organización de varias ideas, argumentos y acciones… En este punto empiezan a surgir muchas preguntas y dudas para las que puedes necesitar una Consultoría de Marca Personal.

 

¿Qué preguntas te surgen? ¿Sabes cómo ocuparte de ese posicionamiento personal de manera inteligente y sostenida? ¿Sabes por dónde empezar?

Escrito por Gabriel Patrizzi.